LA GUIA PARA CELEBRAR YOM KIPUR *
(nota: siguiendo el espiritu reformista la observancia de varios puntos aqui expuestos, dependerá del grado  de convicción y necesidad que cada individuo sienta y decida, por tanto se puede prescindir de los mismos)

Para Hacer


En la víspera de Iom Kipur
Cena Festiva
Antes de que caiga la noche, asegúrese de que tiene una comida festiva completa para que luego no esté hambriento.

Cambie sus zapatos
En Iom Kipur, no usamos zapatos de cuero.
Nota: algunas comunidades tienen la costumbre de usar ropa blanca en Iom Kipur, ya que en este día somos comparados con los ángeles, los cuales no comen.

Encendido de las velas:
Las niñas y todas las mujeres que están en la casa (si no hay una mujer en la casa, el jefe del hogar), deben encender velas 18 minutos antes del atardecer.

Ahora que se ha anunciado la llegada de Iom Kipur, vamos a la sinagoga a asistir a los servicios.

Caridad en Erev Iom Kipur


Se acostumbra dar para caridad generosa y liberalmente durante todos los días de arrepentimiento, pero en Erev Iom Kipur sucede todavía más, ya que la tzedaka es una gran fuente de mérito y sirve como protección contra decretos duros. Nuestros Sabios cuentan:

Mar Ilkva tenía la práctica de perdonar cuatrocientos zuz cada Erev Iom Kipur a cierto hombre pobre que vivía cerca. Un año le envió el dinero a su hijo. Su hijo volvió y le devolvió el dinero, diciendo: "Padre, él no necesita caridad." Mar Ilkva le preguntó: "¿Qué viste [es decir, que te hizo llegar a esta conclusión)?" Él respondió: "Vi que estaban sirviéndole vino de vendimia." Mar Ilkva replicó: "¡No sabía que estaba acostumbrado a tales finuras!" Así que dobló la cantidad y le envió ochocientos zuz (Ketubot 67b).

Plimo acostumbraba burlarse de Satanás [nunca cayendo víctima de sus trampas]. Él decía: "¡Una flecha en tu ojo, Satanás!" Un día, en Erev Iom Kipur, Satanás se le apareció como un hombre pobre. Se aproximó a la puerta de Plimo y se le trajo pan fuera de la casa. Él dijo: "En este día, cuando todos cenan en casa, ¿yo permanezco afuera?" Lo hicieron pasar y le sirvieron pan: " En este día, cuando todos se sientan a la mesa, ¿debo sentarme solo?"

Le pusieron un lugar en la mesa. Todo su cuerpo estaba cubierto de yagas, lo que hacía sumamente repulsivo, y actuaba de manera vil. Plimo le dijo: "¡Compórtate adecuadamente!" Él dijo: "Sírvanme una copa de vino." Lo hicieron y él escupió en éste. Cuando lo reprendieron, pretendió caer muerto y Plimo luego oyó una voz gritando: "¡Plimo tomó una vida, Plimo tomó una vida!" Plimo huyó y se escondió. Cuando Satanás vio su angustia y zozobra, Satanás le reveló su verdadera identidad (Kidushin 81 a).

Comer en Erev Iom Kipur


Es un mitzva comer y beber con entusiasmo en Erev Iom Kipur. Nuestros Sabios escriben: La Torá (Vaikra 23:32) indica: ¿Y deberás afligir tu alma el noveno día del mes en la noche. ¿Ayunamos el nueve? ¡Únicamente ayunamos el diez! ¿Cómo debe entenderse entonces este verso? Nos enseña que todos los que comen y beben el nueve y ayunan el diez son considerados por la Escritura como si hubiesen ayunado tanto el nueve como el diez.

La razón de por qué comer en el día nueve es considerada una acción tan buena que es equivalente a haber ayunado, es que al hacerlo mostramos nuestro júbilo porque ha llegado el momento de nuestra expiación. Por extensión, mostramos así que estamos preocupados por nuestros pecados.

Otra razón: En otros Festivales tenemos comidas fijas como medio de expresar nuestra felicidad al tener la oportunidad de cumplir mitzvot. Esta alegría es en sí misma una fuente de mérito. Ya que no podemos tener una comida festiva en Iom Kipur, lo hacemos entonces en Erev Iom Kipur.

Una tercera razón: La comida festiva en Erev Iom Kipur nos da la fortaleza física necesaria en Iom Kipur para concentrarnos en las plegarias, las súplicas y la reflexión que nos llevan a teshuva.

Tur (Oraj Jaim 604) indica:

Esto (comer en Erev Iom Kipur) surge de Su gran amor por Su pueblo, ya que les ordenó ayunar únicamente una vez al año - para su beneficio, a fin de sus pecados puedan ser expiados. Les ordenó comer y beber primero para que pudiesen ayunar y la aflicción no los dañase.

Se acostumbra comer pescado en la comida de la mañana en Erev Iom Kipur.

La Midrash (Bereshit Raba 11) cuenta:

R. Tanjuma enseñó: Ocurrió una vez en Roma en Erev Iom Kipur que un sastre judío fue al mercado a comprar pescado. Había solamente uno a la venta, pero había dos compradores: el sastre y el sirviente del gobernador romano. Cada uno ofreció una suma cada vez mayor hasta que el precio alcanzó doce dinares, que fueron pagados por el sastre.

Durante la cena del gobernador, éste le preguntó a su sirviente: "¿Por qué no trajiste pescado?" El sirviente replicó: "No te esconderé la verdad mi amo. Fui a comprar pescado, pero solamente había uno a la venta. Un judío y yo pujamos por él, cada uno ofreciendo más que el otro, hasta que el precio alcanzó doce dinares.¿Hubieses querido que gastase doce dinares en un pescado?" El gobernador preguntó: "¿Quién es este judío?"

Envió a buscarlo y fue traído ante él. Le preguntó: "¿Por qué tú, un sastre judío, considera adecuado comer un pescado que le cuesta doce dinares?" El sastre replicó: "¡Señor! Tenemos únicamente un día durante el cual todos los pecados que cometemos durante el año son expiados. ¿No debemos honrar ese día cuando llega?" El gobernador replicó: "Ya que has explicado tu comportamiento, puedes irte."

¿Y cómo recompensó Di-s al sastre? Cuando abrió el pescado, Di-s le dio una joya preciosa [dentro del pescado] y eso le dio suficiente para mantenerse el resto de sus días.

Aunque es una gran mitzva comer con entusiasmo en Erev Iom Kipur, uno debe tener cuidado de comer aquellos alimentos que son fáciles de digerir. Vemos que algunos tzadikim justos -quienes no se atiborran el resto del año - comen muchas comidas ligeras durante todo el día como para derivar alegría en la mitzva que acompaña a cada bocado de comida.

Kaparot

( Esto a manera de información solamente)

Algunos tienen la costumbre de realizar el rito de kaparot [expiación simbólica] en el día anterior a Iom Kipur; si no es posible hacerlo, entonces el rito se realiza antes. El rito consiste en tomar un pollo en una mano y recitar cierto texto. ¿Cómo se hace? Un hombre toma un gallo; una mujer toma una gallina; una mujer embarazada toma dos aves de corral - una gallina y un gallo. 

 

Inmersión en Una Mikve


Todo judìo debe sumergirse en una mikve en Erev Iom Kipur como respeto a la santidad del día, y para arrepentirse y ser purificado del pecado. Esta práctica data del tiempo de los Profetas. De acuerdo con el Geonim, la inmersión debe ser precedida por una bendición, pero no es nuestra costumbre hacerlo, Tal ferviente intención debe también caracterizar nuestra recitación de la Gracia después de las Comidas, con sus súplicas en representación de Jerusalén, la reconstrucción del Templo, una buena vida y un abundante sostén, la venida del Mashiaj, y otras plegarias sobre muchos aspectos de nuestras vidas.

  •  Se acostumbra encender velas de conmemoración [Iahrtzeit].
  • Cuando las candelas del Festival son encendidas se recitan dos bendiciones: L'Hadlik Ner Shel Iom ha-Kipurim,y She-hejeianu.
  •  Antes de entrar a la sinagoga, se acostumbra que los padres bendigan a sus hijos. Aunque no hay una fórmula obligatoria para esta bendición, se acostumbra que los padres digan:

Que Di-s te haga como Efraim y Menashe [para un hijo]; o, Que Di-s te haga como Sarah, Rivka, Rajel, y Lea [en el caso de una hija].

Que sea la voluntad de nuestro Padre en el Cielo poner en tu corazón amor y temor de Él. Que tengas siempre temor de Di-s para que nunca peques. Que tus ansias sean por la Torá y las mitzvot. Que tus ojos vean directamente hacia adelante, que tu boca hable con sabiduría y que tu corazón sienta reverencia. Que tus manos se dediquen a mitzvos, tus pies corran para cumplir la voluntad de tu Padre en el Cielo.

Que Él te otorgue hijos e hijas que sean justos, que cumplan la Torá y las mitzvot durante todas sus vidas. Que su forma de vida sea bendecida y su sostén sea ganado de la manera permitida, con facilidad y abundancia de Su mano generosa, en vez de que vengan de los regalos de la carne y la sangre; sostén que te deje en libertad para el servicio de Di-s. Que seas inscrito y sellado para una vida larga y buena entre todos los justos de Israel, Amén!

La Cena Antes del Ayuno


Después de minjá, se come la comida de conclusión, la seudá hamafseket. Puede comerse en cualquier momento pero debe concluir cuando todavía es de día, es decir, antes del atardecer, ya que no debe “sumar” al ayuno empezando mientras todavía es de día. La Torá no establece un tiempo mínimo para esta adición al ayuno.

  • Se ha convertido en costumbre terminar esta comida por lo menos media hora antes del atardecer, a fin de que uno tenga suficiente tiempo para una recitación sentida y sin apuro de la Gracia después de las Comidas, y para llegar a la sinagoga a tiempo para Kol Nidrei, que también se recita antes del atardecer.
  •  Aunque es recomendable comer pescado en la comida de la mañana, no se acostumbra hacerlo. Uno no debe tomar bebidas intoxicantes, porque para el que se emborrache, sus plegarias son una abominación. Lo óptimo es comer únicamente alimentos ligeros. Después de que comida termina, se recita con fervor el Salmo 126, el cual precede a la Gracia después de las Comidas.

El Uso del Blanco


Muchos tienen la costumbre de usar ropa blanca en Iom Kipur para emular a los ángeles servidores. Algunas personas usan un kitel, una túnica blanca sobre la ropa.

Debido a que es similar a una mortaja, sirve para recordarnos la mortalidad del hombre y la necesidad de teshuva. El kitel no debe ser adornado con oro, ya que el oro hace recordar el pecado del becerro de oro, y lo que fue el origen de una acusación para los judíos no se puede transformar en una defensa.

5 Aflicciones en Yom Kipur


No solamente comer y beber, sino también todos los placeres corporales están prohibidos en Iom Kipur. Los Sabios han enumerado cinco aflicciones: Debemos abstenernos de comer, beber, lavar o ungir el cuerpo, usar zapatos de cuero y tener relaciones maritales.

Estas cinco aflicciones corresponden a los Cinco Libros de la Torá, los que aceptamos sin dejar que nuestras necesidades físicas intervengan. También corresponden a los cinco sentidos con los que el hombre cumple mitzvot y comete transgresiones; a las cinco veces que el término nefesh [alma] es mencionado en la lectura de la Torá en Iom Kipur; a las cinco inmersiones del Kohen Gadol en Iom Kipur cuando estaba el Santuario; y a los cinco servicios de plegaria establecidos para el día: Ma'ariv, Shajarit, Musaf, Minjá, y Ne'ila.

Iom Kipur en el Beit Hamikdash


Siete días antes del Día de Expiación, el Alto Sacerdote era separado de su hogar y llevado a la Cámara de Consejeros (lishkat palhedrin) y otro sacerdote estaba listo para tomar su lugar en caso de que algo le pasase y le impidiese cumplir con el Servicio.

Era colocado al cuidado de los ancianos del Tribunal (Beit-Din), y leían ante él el orden del día (para familiarizarlo con el servicio). Y le decían: "Mi Señor, Alto Sacerdote, recitas con tu propia boca, a menos que lo hayas olvidado, o que no hayas aprendido."

En la víspera del Día de Expiación en la mañana, le hacían pararse en la Puerta Oriental y pasaban ante él bueyes, corderos y ovejas, para que adquiriese conocimientos y se familiarizase con el Servicio.

Durante los siete días, no le negaban comida ni bebida, pero en la víspera del Día de Expiación, al caer la noche, no le permitían comer mucho ya que el alimento induce al sueño.

Los ancianos del Tribunal lo pasaban a los ancianos del sacerdocio, y ellos lo llevaban hasta la Casa de Abtinas (en el piso superior del Bet Hamikdash, en el lado sur del "Tribunal de los Sacerdotes ").

Le hacían jurar que realizaría el Servicio de acuerdo con la Tradición, y antes de dejarlo le decían: "Mi Señor, Alto Sacerdote, somos delegados del Tribunal, y tú eres nuestro delegado y el delegado del Tribunal. Te imploramos por Él que hagas que Su Nombre more en esta Casa, que no cambies sus prendas, que él se pone, y lo acompañaban a su casa. Y él hacía el festival para todos sus amigos, celebrando su salida del Santuario sin ningún incidente.

Cuán glorioso era el Alto Sacerdote, cuando salía seguro del Santuario… Aún bajo el amplio pabellón del cielo, se encontraba el aspecto del Sacerdote, Como el relámpago que viene del esplendor de los ángeles, así era el aspecto del Sacerdote, Como la aparición del arco iris en medio de la nube, Como la rosa en medio de un jardín delicioso, Como la ternura que se ve en la cara de un novio, Como las campanas doradas en las faldas de la capa, Como la aparición del sol levante en la tierra, Feliz el ojo que vio todas estas cosas … (Del Majzor)

Izkor - El Servicio de Recordación


Este breve servicio de recordación tiene lugar luego de la lectura de la Torá y antes de devolver los Rollos al Arca (véase Majzor para Iom Kipur, pág. 158).

La plegaria de recordación - Izkor – se recita en el último día de Pesaj, el segundo día de Shavuot, Iom Kipur y Sheminí Atzeret. Los días de Rosh HaShaná y Iom Kipur son considerados en este caso como una sola Festividad y por lo tanto Izkor se recita sólo en Iom Kipur.

Esta plegaria tiene un significado mucho mayor en Iom Kipur que en las demás Festividades, pues la verdadera esencia de este día es la procura de misericordia, perdón y expiación, tan necesarios para las personas fallecidas como para las vivas. Aunque el versículo (Salmos 88:6) expresa: "Entre los muertos hay libertad" -que nuestros Sabios interpretaron (Shabat 30a): "Cuando la persona muere, queda libre de la obligación de cumplir Torá y mitzvot"-, los difuntos, sin embargo, se benefician con las donaciones que sus hijos hacen en favor de sus almas. Los Sabios derivan esta idea del siguiente versículo (Deuteronomio 21:8): "Con-cede expiación a Tu pueblo, Israel, que has redimido"; 'Concede expiación a Tu pueblo, Israel'-se refiere a los vivos; 'que has redimido' se refiere a los fallecidos. Esto nos enseña que los muertos requieren expiación. ¿Cómo la logran?. Por intermedio de las plegarias y donaciones caritativas que los vivos hacen en su nombre, pues Di-s sondea los corazones, y sabe que de continuar el difunto con vida hubiera dado él para caridad y obtenido el mérito.

Además, si los padres transitaron la senda del bien, enseñando a sus hijos a rezar, a realizar mitzvot y contribuir con caridad, el hecho de que estos continúen haciéndolo tras su deceso demuestra que los padres todavía ejercen su influencia sobre ellos; la fuerza de aquellos perdura en las acciones de los hijos, y es como si ellos mismos estuvieran vivos y cumplieran mitzvot.

La costumbre Ashkenazí es que aquel cuyos dos padres están vivos abandona la sinagoga al momento de recitarse Izkor, para evitar el mal de ojo que podría resultar de la envidia de quienes ya no los tienen. Otra de las razones es que alguien podría unirse inadvertida-mente a la congregación en las plegarias de recordación por los difuntos, y con ello estaría invitando al Satán a actuar. Un tercer motivo es que no resulta apropiado que uno permanezca en silencio mientras los demás están rezando.

En las congregaciones sefardíes, en cambio, se acostumbra que todos permanezcan en la sinagoga. Sólo el oficiante recita Izkor ("Hamenajem") y cada individuo le da los nombres de sus parientes difuntos para que los incluya en la plegaria colectiva pidiendo misericordia por ellos. Por eso, la costumbre sefardí es recitar la plegaria de recordación en cada Shabat y Festividad.

SERVICIOS DE YOM KIPUR

Kol Nidrei

 

La oración de apertura de Iom Kipur es el Kol Nidrei la "anulación de los votos", que se realiza en el crepúsculo de la víspera de Iom Kipur.

El servicio de Kol Nidrei consiste en la apertura del Arca y sacar los rollos la Torá, recitando el Kol Nidrei y luego devolviendo los rollos de la Torá al Arca

El Kol Nidrei, es la oración que anuncia el día sagrado de Iom Kipur, es quizás la más famosa en nuestra liturgia. Irónicamente, no es realmente una oración en absoluto, sino más bien una declaración. Una declaración en la que nos referimos a las promesas, votos y otras clases de compromisos verbales comúnmente hechos en el curso del año. La Torá impone exigencias estrictas en cumplimiento de la palabra, y no cumplir un voto es considerado una falta grave.

El Kol Nidrei, que significa "todos los votos", anula la naturaleza vinculante de tales promesas por adelantado. Uno declara que todos los futuros votos y promesas no son válidos, al declarar que todos los votos son "absueltos, remitidos, cancelados, declarados nulos y sin valor, no en vigor vigente".

En Iom Kipur cuando la esencia del alma es totalmente revelada, expresamos nuestra verdadera actitud hacia las imperfecciones que puedan entrar a nuestro comportamiento, el año entrante. Por lo tanto las negamos y declaramos insignificantes.

El servicio de la Noche que sigue Kol Nidrei consiste en el medio Kadish, el Shema, la Amidah, el Al Jet la confesión de los pecados, y oraciones especiales adicionales (piutim), que se dicen sólo en la noche de Iom Kipur.

Muchos tienen la costumbre de recitar todo el Libro de Salmos después del servicio de la noche.

Servicio de la Mañana

El servicio de la mañana ("Shajarit") Consiste en lo siguiente: las oraciones de la mañana, el Shema, la Amidah, la lectura de la Torá, el servicio de Izkor, el servicio de Musaf y la bendición sacerdotal.

Lectura de la Torá
La lectura de la Torá es sobre el servicio solemne en el Santo Templo en el Día de la Expiación, dirigida por el mismo Sumo Sacerdote. Este era el único día del año en que el sumo sacerdote tenía permitido entrar en el Santo de los Santos a ofrecer incienso y orar en nombre del pueblo judío.

Izkor
El Izkor es recitado por aquellos que han perdido uno o ambos padres. Los demás salen de la sinagoga hasta la finalización del Izkor; la razón de esto es promover larga vida a los padres que viven.

El Izkor es más que un servicio de recuerdo, es un momento para los familiares de los difuntos puedan contactarse con las almas de sus seres queridos en un nivel más profundo, la tradición dice que durante el servicio Izkor, las almas de los difuntos descienden del cielo y se unen con sus seres queridos.

Servicio de Musaf

El Servicio de Musaf – (se celebra inmediatamente después del servicio de la mañana) consiste en la Amida de Musaf, La repetición de la Amida por el Jazan, la Avodá - la historia del servicio de Iom Kipur en el Templo Santo - y la bendición sacerdotal.

La bendición sacerdotal
A los sacerdotes, o Kohanim, descendientes directos de Aaron, el Sumo Sacerdote, Se les ordena bendecir al pueblo judío con una triple bendición. Es costumbre de cumplir este deber durante el servicio de Musaf en los días festivos. En preparación para la bendición, los sacerdotes deben quitarse los zapatos y los levitas ritualmente les lavan las manos, luego se reúnen en la parte delantera o la pared oriental de la sinagoga.

Durante la bendición, uno no debe mirar directamente a los sacerdotes ya que la Presencia Divina descansa sobre ellos. Es habitual que los hombres cubran sus ojos con sus Talit (chales de oración) , y las mujeres a miren en sus libros de oración.

Después de la bendición, es costumbre dar las gracias a los sacerdotes con las palabras, Iashar Koaj.

Servicio de la Tarde

El servicio de la tarde consiste en la lectura de la Torá, la Amida, la repetición de la Amida, el Avinu Malkenu (" Padre Nuestro, Rey Nuestro ").

Lectura de la Torá: La lectura de la Torá habla de la pureza de la vida judía. La Torá nos advierte que no sigamos en las formas inmorales de los egipcios y cananeos nativos.

El Haftará: Leemos el Libro de Jonás. Contiene un mensaje oportuno sobre la importancia del arrepentimiento y la oración. Si el pecado puede causar que la tierra vomite a sus habitantes, el arrepentimiento puede causar que el pez deposite a Jonás en tierra firme y lo devuelva a la vida. Uno nunca debe desesperar, la oración y el arrepentimiento transforman la oscuridad en luz, la sombra de la muerte en una vida nueva.

Servicio de Cierre

El servicio final consiste en la oración de apertura (Ashrei) , la Amidá, la repetición de la Amida, Avinu Malkenu (Padre Nuestro, Rey Nuestro), la declaración de nuestra fe y el toque del Shofar y las oraciones de clausura.

Neilah significa "cerrar la puerta". Cuando el sagrado día de Iom Kipur llega a su fin, y nuestro futuro está cerrado, nos dirigimos a Di-s para que acepte nuestro arrepentimiento sincero y nuevas resoluciones, y que Él nos selle en el Libro de la Vida, nos otorgue un nuevo año lleno de bondad y felicidad. El Arca permanece abierta durante todo el servicio de Neilah, lo que significa que las puertas del cielo están abiertas a nuestras oraciones y súplicas.

Oraciones de Clausura
El vértice del servicio, el pico emocional, es cuando pronunciamos versos proclamando a Di-s como nuestro Di-s, todos juntos. Está escrito que cuando recitamos el primero de los tres versos, el Shema, cada judío debe tener la intención de entregar la vida para la santificación del nombre de Di-s, esta intención es considerada como si efectivamente hubiese superado la prueba de santificar el Nombre Divino.

Esto es seguido por la declaración de la unidad de Di-s, "Di-s - Él es el único D-is" - En primer lugar recitado en el monte Carmelo por el profeta Elías. Este último verso se repite siete veces en la forma más ardiente. Entonces se hace sonar el shofar en un sonido largo y el servicio de Neilah termina con la oración:

"El año próximo en Jerusalén"

 


Introducción a Yom Kipur **



 

Los Diez Días de Penitencia culminan con Yom Kipur o el Día de Expiación. Celebrado el diez de Tishrei como el día más sagrado del calendario judío, se le suele incluso  denominar el “Shabbat Shabbatón”  o el “Shabbat de los Shabbatot”. 

 

 

Orígen

  “ Y esta será ley eterna para vosotros: el día diez del mes séptimo afligiréis vuestras almas y no haréis labor alguna…Por cuanto ese día será para purificaros de todos vuestros pecados ante el Eterno. Será un día estricto de descanso….”

  Y afligiréis vuestras almas” es traducido  por una abstención de comer y beber ayunando en este día de Expiación. (Levítico 16:29-31)

 

 

Observancia

La víspera de Yom Kipur, considerada semi-fiesta, emerge mezclada con sentimientos de alegría y solemnidad. El día esta señalado por sus dádivas generosas. El dinero destinado a la ceremonia de Kapparot - en recuerdo de los sacrificios ofrecidos en los días del Templo - va para los necesitados. Ke’arot (platos) se exponen en la sinagoga durante el servicio de la tarde, preparados y cubiertos con un Taled.

Durante ese momento, se busca el perdón de aquellos a los que pudimos ofender o dañar voluntaria o involuntariamente, la paz se establece entre las diferentes partes.

 La comida de antes del ayuno es festiva. Para concluirla, el padre - o ambos padres - bendicen a sus hijos.

Una vela en recuerdo de aquellos que ya no están entre los vivos se deja encendida durante las veinticuatro horas del ayuno.

Durante los servicios se considera apropiado para los hombres vestirse de blanco con el taled encima como símbolo de pureza. Las mujeres también suelen vestirse de blanco.

 

 

Los Servicios

Kol Nidre

Literalmente  traducido como “Todos los Votos” se canta antes del  servicio de la noche que precede a Yom Kipur. Se trata de una forma de abolir aquellos votos no cumplidos – especialmente los formulados bajo presiones emotivas - tratando de liberarse de los juramentos no cumplidos por negligencia o por olvido.

La absolución de los juramentos se refiere únicamente a aquellos con los que el individuo se comprometió voluntariamente y que están relacionados con su conciencia y con D´s. El Kol Nidre no incluye cualquier otro juramento o promesa relacionado con otra persona, comunidad o corte de justicia.

 

Plegarias de penitencia

Los ruegos de perdón relacionados con los pecados de cada uno constituyen una gran parte de los rituales del día.

Durante el VIDUI  (confesión de las transgreciones), son enumerados las faltas que el individuo ha cometido. La intención de esta oración es perdonar a todo el pueblo de Israel.

Además, según la tradición judía, una persona no es perdonada por sus faltas contra su prójimo durante el Día de Penitencia a no ser que se dirija previamente a las personas agredidas para recibir sus perdón.

Yizkor

Servicio en memoria de los padres y los parientes que ya no están en este mundo.

Neilá

Constituye el servicio de conclusión del día, poseedor de una solemnidad y poder especial. El Arca Sagrada permanece abierta durante todo el servicio que se cierra al final con el sonar del Shofar.

 

 

 

Yom Kipur- Expiación de los pecados Por Dévora Waysman

Yom Kipur se celebra el décimo día de Tishrei, cuando el destino de cada individuo está ya alegóricamente sellado en el “Libro de la vida”.

Solamente los pecados entre D´s y el hombre pueden ser expiados en este día. Al final del cual los devotos en la sinagoga esperan haber conseguido rectificar sus faltas, y llegar hasta D´s con sus plegarias.

“Y este día de Expiación dedicado a Ti, es para purificarte de todos tus pecados ante el Eterno. (Lev. 16:30)

Por esta razón fue instituido Yom Kipur – El Día de la Expiación - como un día, separado de Rosh HaShaná, que no tiene ninguna relación  con acontecimientos históricos o conceptos agrícolas. Las otras Festividades poseen una significación nacional con la que incluso los judíos no observantes encuentran su identificación.

Yom Kipur trata exclusivamente de la relación del hombre con D´s  y sus semejantes.

Los días que preceden el Día de la Expiación están destinados a pedir perdón a todos aquellas personas a las que hayamos podido ofender durante el año.

La naturaleza del pecado

En hebreo existen unas 20 palabras para denominar “ pecado”, cada una es un concepto único y posee una aplicación particular limitada. El término comúnmente aplicado rabínicamente es “averá” de  la raíz “avar” que significa “pasar”, interpretado como la transgresión a una de las normas o mandamientos.

La tradición judía considera que el pecado es causado por causa de las malas inclinaciones (“Ietzer Hará”), una fuerza que nos impulsa a satisfacer nuestros instintos independientemente del precio y sus consecuencias

Dijo D´s (Talmud Babilónico, Kidushin 30 b.)

“Hijos míos: He creado la mala inclinación, pero he creado la Torá como antídoto: si os dedicáis al estudio de la Torá, no caeréis en las malas acciones”

Rabbí Ishmael nos enseña: “Hijo mío, si esa repulsiva desgracia te acecha (es decir el “Ietzer Hará” ), llévalo a la casa del estudio; si es de piedra se disolverá, y si es de hierro se destruirá en pedazos” (Talmud  Babilónico, Kidushin 30b)

La libertad de elección

Se trata de una doctrina básica en el judaísmo, desde la primera historia en el Génesis en la que a Adán y Eva se les da la opción de aceptar o rechazar el mandamiento de D¨s.

El gran maestro judío del medievo Maimónides, escribe:

“Cada hombre tiene la posibilidad de ser recto como Moisés o nefasto como Jeroboam, sabio o estúpido, bueno o cruel, miserable o generoso…..” Yad Hajazaká,, Teshuvá 5

Esto contradice la sentencia popular que interpreta todo lo que nos ocurre en la vida como predestinado.

El Judaísmo nos enseña que somos capaces de dirigir nuestras vidas, eligiendo el camino recto  o el de la transgresión.  

Ayuno y Oración

Durante los días de celebración de estas Festividades, recitamos una oración que aparentemente contradice lo dicho anteriormente:

“ Durante el Nuevo Año (nuestro destino) se escribe y se sella en Yom Kipur….Viviremos o moriremos, debemos vivir intensamente según ese día o morir antes que él…”

Algunos rabinos explican que se trata de una reflexión más que de una oración, cuyo fin es ayudar a los judíos a entender una de las exhortaciones más subrayadas y destacadas de Yom Kipur.

            “Pero la penitencia, la oración y la caridad apartan del mal camino”

A pesar de que nuestros hechos pueden merecer el castigo, podemos elegir el camino del arrepentimiento, incluso durante nuestra última hora en este mundo, tal como dicen las Escrituras.

En Israel

En Israel, Yom Kipur posee, además, una dimensión especial. En la ciudad de Jerusalén, particularmente, no se ven coches circulando por la calle durante las veinticuatro horas del ayuno. El judío más liberal de todos respeta la santidad de este día.

Cuando anochece durante ese largo día de ayuno y oración, mientras algunos judíos siguen en la sinagogaotros caminan por las calles con dirección al sitio más sagrado de Jerusalén - el Muro de los Lamentos.

El sonido del Shofar concluye ese día, y nosotros aquí en Israel nos identificamos con el Profeta Isaías cuando habla de los exilados:

“Y acontecerá ese día que será tocada una gran trompeta, y que vendrán los que se perdieron en la tierra de Asiria….”   Isaías, 27:13

 

 

Algunas costumbres y tradiciones

 ¿Por qué nos vestimos de blanco?

En la tradición judía los atuendos blancos son símbolo de pureza y humildad. Cuando el Cohen HaGadol - Sumo Sacerdote - entraba al Kodesh HaKodashim (Sanctum Sanctorum) en los días reverenciales, en lugar de usar sus vestimentas típicas doradas, vestía simplemente atuendos de lino blanco. También la costumbre de vestir de blanco viene de la frase de Isaías (Isaías 1:18), cuyas palabras se leen en la haftará de Rosh HaShaná: "Si vuestros pecados fueren como la grana (es decir, muy pesados), como la nieve serán emblanquecidos (después del arrepentimiento).

¿Por qué no usamos zapatos de cuero?

Entre las actividades placenteras que están prohibidas en el solemne día de Yom Kipur se encuentra la de calzar zapatos de cuero. Bañarse, comer y mantener relaciones sexuales también está prohibido. El uso de calzado de cuero era un lujo en los tiempos antiguos, y por éso se hizo costumbre calzar zapatos de lona o goma, simbolizando el día de aflicción. (Levítico 23:27).

¿Por qué ayunamos?

La finalidad no es el tormento en sí mismo sino la elevación espiritual: en el Sefer HaJinuj (precepto 413) explica: "La raíz de este precepto es para que seamos seguidores del Santo Bendito Sea, para fijar al ser humano un día en el año para expiar los pecados mediante la penitencia, es por éso que fuimos ordenados a ayunar. Pues el comer y el beber y demás placeres corporales nos incitan a continuar en la persecución de lo material y evitan que el alma procure la verdad y no es digno presentarse a juicio delante del Santo Bendito Sea comido y bebido... Es por éso que el hombre debe en este día fortificar la fuerza de su alma para que ella sea digna de recibir la expiación de D's".

 

  

Actividades

Por Dov Goldflam & Gila Ansell Brauner

 
 
 

3 - EL HUEVO Y LOS GRANDES IDEALES

 
 
   
 
 

Para grupos de jóvenes y mayores

1 - PUNTOS DE DISCUSIÓN

      ×        Las oraciones del VIDUI (de confesión y perdón) figuran en plural. ¿Cómo puede la comunidad ayudar a los individuos a mejorarse? ¿Por qué es tan significativo que no nos guste hablar de nuestros defectos? ¿Qué nos dice esto sobre la falibilidad del individuo y su individualidad?

      ×         ¿Qué efecto causa el ayuno sobre la comunidad - y sobre tí personalmente? ¿Qué es más importante – rezar dentro del ámbito comunitario y si es necesario comer, o quedarse en casa y ayunar? ¿Qué excepciones han habido siempre sobre la obligación del ayuno?

      ×        ¿Qué oraciones o plegarias te causan mayor impacto? ¿Por qué?

      ×       Propón a los participantes que compongan su propia oración para Yom Kipur.

Adaptada de la serie mensual “Teaching Israel”, producida y editada por el Sr. Yitzack Zucher del antiguo Centro Pedagógico del Departamento de  la Torá y la Educación Judía para la Díaspora.

 

 

2-  MOISHELE BUSCANDO A MOISHELE

Objetivo: Que los participante sean capaces de reconocer que la verdadera felicidad en la vida, depende ante todo de poder descubrir nuestras verdaderas riquezas interiores, que son las que en ultima instancia tiene el potencial de hacernos felices.

Materiales: Cuento

Cierto día, Moishele llegó tarde a su clase. El maestro, al terminar la clase, se le acercó cariñosamente y le preguntó acerca del motivo de su retraso. Moishele le contó que de noche antes de acostarse se desvistió, se sacó los zapatos, mas al la mañana no los encontró y por éso su retraso. El maestro muy inteligentemente se dirigió a Moishele y le dio un consejo. Le dijo: - Escucha Moishele, yo te voy a dar un consejo para que esto no te vuelva a suceder. Cuando te desvistas para acostarte, toma un lápiz y un papel, anota a medida que te vas desvistiendo donde colocas cada cosa y colócalo al lado de la cama. Mañana al levantarte toma el papel y con su ayuda busca todo los que necesitas para llegar al "Jeder" en hora. Moishele "agradece" por su sabio consejo y se va a su casa. Al día siguiente Moishele nuevamente llegó tarde. El maestro, al terminar la clase, se dirige a él y le dice: - ¿Moishele, esta vez qué te pasó?. ¿Esta vez por qué te retrasaste?. - El alumno muy pícaramente lo mira y le contesta: - Todo lo que tenía que buscar lo encontré, mas me costó mucho tiempo poder encontrar a Moishele para poder vestirlo con sus ropas.

Ideas para el debate:

Estamos tan acostumbrados a buscar exteriormente aquello que creemos nos hará felices, que nos olvidamos que nuestra verdadera felicidad, en la vida, depende ante todo de poder descubrir nuestras verdaderas riquezas interiores, que son las que en última instancia tiene el potencial de hacernos felices.

En el judaísmo se halla nuestro verdadero tesoro interior.

Busquemos y encontraremos maravillas.

 

3 -  EL HUEVO Y LOS GRANDES IDEALES

Objetivo: Que los participantes sean capaces de reconocer que en la medida en que se planteen cotidianamente pequeños cambios y los lleven a cabo, poco a poco se darán cuenta que radica en ellos el verdadero éxito de aquello que quieren realizar.

Materiales: El cuento que se expone a continuación:

Contó el Admor de Zanz que había una vez una mujer muy pobre que lo único que tenía era un huevo. Era su única pertenencia. Y esta mujer dijo: - Ya sé lo que voy a hacer. No me voy a comer el huevo, lo voy a colocar debajo de la gallina de mi vecina y voy a esperar que nazca un pollito y a este pollito tampoco lo voy a comer, voy a esperar a que comience a dar huevos y a estos huevos los voy a poner debajo de la gallina y voy a esperar que nazcan nuevos pollitos y cuando tenga muchos pollos los voy a vender y voy a comprar una vaca y a esta vaca tampoco la voy a comer, voy a dejar que tenga terneritos y a estos terneritos los voy a criar para que tengan otros terneritos y así voy a poder enriquecerme. Estaba tan entusiasmada pensando todo lo que iba a hacer con el huevo, que de tanto entusiasmo se calló el huevo y se rompió.

Ideas para el debate:  

- Muchas veces nos entusiasmamos y comenzamos a imaginar la realización de grandes acciones, olvidándonos de prestar atención a los pequeños detalles de los cuales depende su concretización.

- Nos encontramos en los "Aseret Iemé Teshuvá", los diez días de arrepentimiento entre Rosh HaShaná y Yom Kipur. Todos hablamos de grandes ideales de Teshuvá, mas muchas veces de tan entusiasmados que estamos con los grandes ideales nos olvidamos de las cuestiones pequeñas.

- En la medida en que nos planteemos cotidianamente pequeños cambios y los concretemos, poco a poco nos daremos cuenta que radica en ellos el verdadero éxito de aquello que queremos realizar.

- En la medida en que seamos más realistas y nos concentremos en las cosas concretas podremos poco a poco comenzar a mejorar de verdad nuestro mundo y el mundo de aquellas personas cercanas que nos rodean.

4 - YO EN EL ESPEJO

Objetivos :       

1) Que los participantes sean conscientes de sus virtudes y defectos, de su carácter y de sus cualidades negativas y positivas.

2) Que comprendan el concepto de "Responsabilidad sobre mis hechos".

Materiales: espejo mediano, anillo.

Preparación: Se consigue un espejo de tamaño mediano y se escribe en él una de las tres próximas frases:

1)       "Todo el tiempo que la vela este encendida y la llama arda, se puede cambiar, se puede corregir" (Rabbí Najman de Braslav).

2)       "Yo, ante mis ojos"

3)       "Mas vale tarde que nunca"

- Los participantes se sientan en ronda. El espejo pasa entre ellos de mano en mano y cada participante relata a su turno una cualidad positiva que lo caracteriza y una cualidad negativa que él es consciente de ella y quisiera cambiarla. Es importante cuidar que cada participante hable sólo de él y no permitir comentarios y reacciones por parte de los otros.

- Se solicita de uno de los participantes entregar un anillo para la actividad (o el coordinador entregar el suyo) y se cuenta al grupo que el coordinador va a esconderlo.

- En el tiempo que el coordinador esconde el anillo, los participantes deberán taparse los ojos. El coordinador  colocará  el anillo en uno de sus dedos y continuará actuando con naturalidad.

- Luego de ésto, todos abrirán sus ojos y se pasearan por la sala buscando el anillo en silencio.

- El participante que encuentre el anillo, no lo tocará, sino que volverá a su lugar y se sentará en total silencio. La actividad finaliza cuando todos los participantes se sientan.

- El coordinador inicia un debate con todo el grupo.

Preguntas para el debate:  

1) ¿Les fue fácil encontrar una cualidad negativa de ustedes mismos?

2) ¿De cuál de las cualidades estaban más conscientes? ¿Por qué?

3) ¿Acaso la presencia de otros participantes (los compañeros del grupo) les molestó o los ayudó para abrirse y hablar?

4) ¿Se sorprendieron de las cualidades que contaron los demás sobre ellos?

5) ¿Qué se puede hacer para mejorar una cualidad negativa? ¿De quién depende?

6) ¿Que les sorprendió del juego del anillo?

7) ¿Les fue fácil o difícil encontrar el anillo? ¿Por qué?

8) En su opinión, ¿Acaso el juego del anillo muestra cosas de nuestra vida cotidiana? Den ejemplos.

9) En vuestra opinión, ¿Cuál es la relación entre el juego del anillo y la primera parte de la actividad (espejo)? (También en todo lo referente al "corregimiento personal" nosotros buscamos en lugares distantes las grandes cosas - en lugar de comenzar por lo más simple, lo pequeño, lo cercano a nosotros).

 

5 - LAS PIEDRAS

Objetivo: Que los participantes logren diferenciar entre "pequeñas faltas" y "grandes hechos".

Materiales: bolsitas, piedras.

- Varios grupos de dos participantes deben juntar en una bolsita 10 a 15 piedras pequeñas y otros grupos de dos participantes deben buscar y traer una piedra grande y pesada.

Se cuenta la primera parte del cuento

El justo, las piedras y el perdón de los pecados                por Shlomo Abas

Había una vez un justo, anciano, querido y respetado por todos. Venían a él hombres y mujeres a confesarse sobre los pecados, pedir su bendición y aprender de sus consejos. Una vez vinieron dos mujeres. Se confesó una de ellas sobre un pecado cometido y le dijo al justo: "Ya fui a pedir perdón por parte del hombre al que le hice mal, pero a pesar de ello, mi conciencia no me da descanso. El hombre acepto mis disculpas, pero quien sabe si D´s me perdonó. Fue muy grave el pecado que cometí y mi pedido es que también D´s me perdone."  El justo se quedó pensando. Otro se dirigió a la otra señora y le preguntó: "¿Y tú?"  Contestó: "Yo sólo acompañé a mi amiga, la que se confesó hace apenas un instante."  Le preguntó el justo:  "¿Y qué deseas?"  "Recibir tu bendición". "Muy bien", dijo el justo, "te doy mi bendición. Parece que no tienes necesidad de confesarte".  Dijo la señora: "No hay cosa alguna que pese sobre mi conciencia, gracias a D´s. Si pequé, estos pecados son sólo pecados pequeños, pequeñas faltas, y no vale la pena que pierdas tu tiempo escuchándome."

Le dijo el justo a la primera de las mujeres: "Vi que se rindió tu corazón ante D´s, y por ello, haz ésto hija mía: Sal más allá de la verja de mi casa. Pide y trae una piedra grande y pesada cuanto puedas resistir. Pues es grande el pecado que cometiste." Y a la segunda dijo: "Sal tu también y junta pequeñas piedras, pues tus pecados fueron pequeños. " Salieron ambas e hicieron lo solicitado.  Volvió una y trajo la piedra grande, y la segunda trajo una bolsa llena de piedras pequeñitas. El anciano observó la piedra grande y las pequeñas y dijo: "Hicieron bien. Y ahora por favor, devuelvan la piedra grande y las pequeñas que recolectaron justo en el lugar original y vuelvan a verme, entonces les diré mis palabras."

- En este momento se envía a los participantes que recolectaron las piedras pequeñas a devolverlas a su exacto lugar y al resto de los participantes observar la realización de tal encomienda.

- Se completa la lectura del cuento.

Fueron las dos e hicieron según solicitara el anciano. La primera encontró fácilmente el lugar de donde extrajo la piedra grande y la depositó allí. La segunda caminó y trabajó y no pudo encontrar de ninguna manera todos los exactos lugares de donde extrajo cada una de las piedras. Volvió a ver al anciano con algunas de las piedras. Le dijo el viejo: "Ahora les diré mis palabras. Tú, la primera, depositaste la piedra grande en su lugar, pues recordaste de donde la sacaste. Así también en cuanto a tu pecado: Recordaste tu gran pecado y torturaste por ello a tu alma. Te avergonzaste de tu pecado y quisiste arrepentirte, y no te avergonzaste en confesarte ante mí. D´s te perdonó." "Y tú, la dueña de las pequeñas piedras, pecaste al parecer pequeños pecados, que no pesaron sobre tu corazón y no te causaron dolor, y no te acordaste de ellos y no te arrepentiste por haberlos cometido. No arreglaste los hechos que cometiste y tal vez les reprochaste a los demás sobre sus pecados. ¿Cómo habrá D´s de perdonarte?"

 - Se realiza un debate final y cierre.

Preguntas para el debate:

1) ¿Cómo afrontaron los participantes de nuestro grupo con sus encomiendas - "devolver cada piedra a su lugar"?

2) ¿A quién le resulto más fácil? ¿Por qué?

3) ¿Acaso se pueden comparar las piedras con faltas y hechos que nosotros cometemos en nuestra vida cotidiana? Den ejemplos.

4) ¿Qué aprendieron del cuento y del pequeño experimento con las piedras?

5) ¿A qué pecados hacia referencia la señora cuando dijo: "Son sólo pequeños pecados, pequeñas faltas"?

6) ¿Qué importancia hay que darle a las pequeñas faltas?

7) ¿Cuál es la relación entre las dos actividades (el espejo y el anillo) con el cuento de las piedras? 

* INFORMACION TOMADA DE LA PAGINA DE chabad.org
**INFORMACION TOMADA DE LA PAGINA DE EDUCACION SIONISTA

ברוך הבא
 
Hoy habia 1 visitantes (17 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=